1

Foro de necesidad. Un fallo valioso.

incons

Por
ADRIANA DEL C. GUGLIELMINO

I.- ANTECEDENTES:
Previo a la entrada en vigencia del Código Civil y Comercial de la Nación, se peticiona divorcio vincular por la causal de injurias graves ante el Juzgado de Familia N° 2 del Departamento judicial de San Isidro planteándose la cuestión del Foro de Necesidad frente a la imposibilidad de la actora de recurrir a la jurisdicción natural.
A) La descripción de la causal invocada se desarrolla en los siguientes términos:
“I- OBJETO
Que vengo a promover formal demanda de divorcio vincular basada en la causal de injurias graves (art. 202 inc. 4 CC) contra el Sr. J.S III con último domicilio real conocido en la calle xx B., N. E., M. xxxxx Estados Unidos de Norteamérica, apartado de correos POBOX xxxxx,B., M. xxxxx, Estados Unidos de América, conforme los hechos y el derecho que más adelante reseñaré, solicitando desde ya se haga lugar a la demanda interpuesta por la causal enunciada por culpa exclusiva del demandado, todo aquello con expresa imposición de costas.
II- HECHOS
Con el certificado de matrimonio, traducido y legalizado, agregado en los autos caratulados: “B., M. A. c/ S., J. s/ MEDIDAS PRECAUTORIAS”, Expte. n° xxxxx, -en trámite por ante el Juzgado de Familia n° 2 de San Isidro-, acredito el vínculo que nos une con el demandado en virtud del matrimonio celebrado el día xx de agosto de xxxx (Se acompaña copia de tal documentación designada como D1). De nuestra unión nació nuestro único hijo, B., el día xx de diciembre de xxxx lo que se acredita con la copia de la partida de nacimiento, designada como D 2 cuyo original obra en los autos mencionados.
La etapa en la que permanecimos juntos padecí los desórdenes financieros, adicciones e irresponsabilidad del demandado en todos los aspectos de su vida, que me llevaban a un estado de desesperación permanente.-
Durante el tiempo que duró nuestra convivencia fue continuo el abuso emocional y la descalificación, generándose una situación de riesgo para la salud física y mental de B. y de la suscripta. Se acompaña copia de informes psicológicos designados como D 3 y D 4 cuyos originales se encuentran en los autos ya referidos y cuyo contenido se ofrece como prueba).-
El comportamiento inestable, violento y el alejamiento del demandado del cumplimiento de toda normativa, no sólo me afectaba en lo personal sino que dio lugar a múltiples causas penales, lo que se acreditará con la prueba informativa que se solicita.
Desde el nacimiento de B. me convertí en una madre dedicada exclusivamente a la crianza y el cuidado de mi hijo dejando de lado la faceta laboral, lo que permitió que la devastadora consecuencia económica de la flaqueza de espíritu e irresponsabilidad del demandado, se mostraran sin tapujos en nuestra vida cotidiana cuya economía -a pesar de los ingresos del demandado- se deterioraba por su despilfarro y endeudamiento persistente.
A la par su afecto por nosotros se había desvanecido, lo que demostraba en cada una de sus actitudes, llegando a llevar a vivir a la casa que compartíamos en Estados Unidos a una mujer, que – evidenciado por el mutuo comportamiento- era mucho más que una amiga, sin importarle el daño que me provocaba, y ni siquiera que estaba frente a nuestro hijo pequeño. Este comportamiento injurioso y perverso configura la causal que se invoca. Lo que relato se acredita con los mails que a tal efecto se acompañan y designan como D 5.-
Acordamos mi viaje con B. a la Argentina, y con fecha x de diciembre de xxxx el demandado extiende autorización que textualmente dice: “…autorizo a mi esposa M. A. B. a viajar a Buenos Aires, Argentina junto con nuestro hijo B. B. S. y permanecer durante un período indeterminado…”.-
El xx de enero de xxxx extiende ampliación a la autorización en los siguiente términos: “…acepto y autorizo que mi hijo, B. B. S. y mi esposa M. A. B., de nacionalidad argentina…a partir del xx de diciembre de xxxx, establezcan un domicilio adicional en Av. Del Libertador xxxx, departamento xx, L. L. Buenos Aires, Argentina. Como consecuencia apruebo y acepto inscribir a nuestro hijo B. B. S. en el colegio N…para cursar el año académico xxxx. Además, por la presente acepto y otorgo mi consentimiento para que mi esposa, M. A. B., obtenga el seguro de servicio médico xxxx para ella y nuestro hijo, B. B. S., como también otros servicios educativos o de salud que en un futuro requieran una autorización especial…” (Se adjunta en copia autorización y ampliación traducidas y legalizadas, que se designan como D 6 y D 7 cuyos originales se encuentran en los autos ya informados cuyo contenido se ofrece como prueba).
Se acredita de ésta forma que el viaje que realicé a Buenos Aires con B. fue consensuado (se agrega Venia de Viaje designada como D 7 bis cuyo original consta en los autos ya referidos y cuyo contenido se ofrece como prueba) y de ninguna manera importaba que no íbamos a retornar a Boston, lo que tal como se acreditará me ha impedido el demandado hasta ahora.
LAS INJURIAS: FALTA DE ASISTENCIA Y SOLIDARIDAD
He relatado que durante nuestra vida en común fui objeto de maltrato físico y mental, amenazas e infidelidades, pero al venir a la Argentina, la situación se agrava ya que perdemos con nuestro hijo B., toda asistencia y solidaridad de parte del demandado, pese a haberse comprometido a enviarnos dinero para vivir.
A pesar de los insistentes y sucesivos reclamos telefónicos y por mail, el demandado nunca cumplió con su obligación legal, no acordándose nunca una cuota adecuada para satisfacer nuestras necesidades lo que dio origen a los pertinentes reclamos judiciales por alimentos Expte. n° de receptoría xxxxxx/xxxx que a la fecha se encuentra en trámite.
Todo este comportamiento me hacía sentir desamparada y sin el apoyo que es esperable de un cónyuge que cumple sus deberes, lo que constituye una injuria.
En efecto, mi cónyuge se comprometió a gestionar para mí, la Green Card, Tarjeta inmigratoria de Residente Permanente en Estados Unidos, y conforme surge de la autorización agregada designada como D 6, el demandado expresa: “Su estadía depende de mi responsabilidad de proporcionarle a M. A. un recibo de inmigración que permitirá mantener su tarjeta de residencia (GREEN CARD) y su residencia permanente en los Estados Unidos de América”.
Sin embargo, el demandado, pese a haberse comprometido a realizar los trámites requeridos para obtener la Green Card y permitirme el regreso y permanencia en EEUU, se desentendió del tema generándome gran angustia y un concreto daño por desamparo, obligándome a vivir en un exilio condicionado con daños migratorios permanentes. La Tarjeta de residencia permanente en Estados Unidos, conocida popularmente como Green Card es un documento de identidad para residentes permanentes en los Estados Unidos que no posean la nacionalidad estadounidense. Es otorgada por derecho al matrimonio legítimo celebrado con un ciudadano estadounidense. Los poseedores de esta tarjeta tienen derecho a residir y trabajar en el país.
Los portadores de la tarjeta deben llevarla consigo en todo momento y mostrarla a los agentes de inmigración si se les solicita. A los extranjeros con residencia permanente en el país se les exige portar el documento. Por ello, es que no podría circular sin el documento en mi poder.
Insistentemente le pregunté sobre los trámites y evadió la respuesta, hasta que el x de diciembre de xxxx, fuimos a ver a un abogado de inmigración y firmamos para obtener la documentación, lo que me dejó más tranquila. Él me aseguró que terminaría el trámite para que yo tuviera en orden mis documentos migratorios.
Desde el mes de diciembre de xxxx, mi hijo B. y yo residimos en la Argentina. El demandado quien autorizó oportunamente nuestra permanencia temporal aquí, se desentendió completamente de nuestras necesidades y bienestar. Lo que se acredita con la documental que se agrega y designa con la letra D 5. En los e-mails que se agregan traducidos, surge claramente la desatención y desapego del demandado por mí y por nuestro hijo.
Mientras tanto, el trámite de la documentación inmigratoria, no prosperaba y no recibía noticias del demandado, hasta que decido a llamar al abogado que habíamos consultado para iniciar los trámites. Este me informa que no habiendo sido abonados sus honorarios por el demandado el trámite quedó en la nada. Lo que se acredita con el mail que se designa como D8.
La inactividad de mi esposo para tramitarme la documentación inmigratoria, su desidia, desinterés y abandono moral, -que configura la causal que invoco-, me colocó en una situación insostenible ya que revertir el proceso implica desembolsar una suma imposible de conseguir para mí, tanto más cuando ya aboné el trámite hace años y ha quedado sin efecto por la desidia e inconducta del demandado que dejó transcurrir el tiempo sin firmar el último documento necesario para finalizar dicho proceso en el que se certificaba la legitimidad del matrimonio.-
Su falta de colaboración para realizar un trámite que me resolvería el tema de la permanencia en Estados Unidos es una más de las injurias que he recibido, pero sin embargo la consecuencia que podía resultar de ello era gravísima. En efecto la circunstancia de que yo no pudiese regresar a Estados Unidos por falta de la documentación migratoria que el demandado se ha negado a tramitar, podría provocar que él pudiese venir a la Argentina y llevar a B. con él, por la autorización recíproca que hemos firmado, sin que yo tenga oportunidad de regresar a residir en Estados Unidos para estar con mi hijo -por no contar con la Green Card- y menos iniciar cualquier tipo de acción en su contra, por falta de arraigo en la jurisdicción, ya sea la petición de divorcio que aquí se solicita, alimentos, que ha negado sistemáticamente a B. y a mí, o cualquier otra en beneficio y defensa de nuestro hijo o en la mía.
Ese estado de desamparo y angustia en el que me mantiene inmersa es una forma más de torturarme psicológicamente, siendo ésa también, causal de divorcio aquí invocada.- Para evitar que mis temores se confirmen he iniciado acción declarativa para revocar la autorización oportunamente otorgada y evitar así que B. salga del país Exp. xxxxx/xxxx.-
Es sabido que “…en materia de divorcio debe entenderse por injurias graves, todo hecho positivo por acción u omisión imputable a un cónyuge que ofenda directa o indirectamente a otro en sus afecciones legítimas de marido o mujer, en su dignidad u honor propio, amor o decoro, apreciando estos hechos conforme a la educación, posición social y familia de los esposos, así como a las demás circunstancias (condiciones ambientales, publicidad de la injuria, carácter objetivo o subjetivo injurioso de la ofensa, reiteración de los hechos ofensivos). Cám.Civ. 1º, sala 2º de La Plata nº20847 y nº216007.”

B) Los elementos fácticos que configuran la situación descripta, desde el último domicilio conyugal y actual domicilio del demandado, hasta la imposibilidad de la actora de litigar en la jurisdicción natural, -por causas imputables al accionado-, impone la necesidad de acudir a una construcción de la doctrina autoral y jurisprudencial, cual es el FORO DE NECESIDAD.
Dado que al momento de interposición de la demanda de divorcio, regía el Código Civil de Vélez, -en el que ninguna norma regulaba esta creación de la doctrina y jurisprudencia- el planteo se realiza con el siguiente fundamento:

“ III.- FORO DE NECESIDAD
La garantía constitucional del debido proceso es agredida por la privación de justicia. Ello se produce frente a la imposibilidad de que el justiciable tenga acceso a ella por escollos que no puede superar.
En mi caso, para obtener una sentencia de divorcio debería recurrir a Tribunales que se hallan a miles de km y afrontar un costo que para mí es imposible y dado el caso particular de que mi documentación inmigratoria no se encuentra en regla por la inacción del demandado, no tendría ninguna posibilidad siquiera de ingresar a la jurisdicción que debe intervenir ni poseo arraigo para litigar allí.
Por ello es esperable que, -en este caso-, se tengan presentes las resoluciones en las que la Corte Suprema y Tribunales Superiores Provinciales han resuelto que los tribunales argentinos deben ejercer jurisdicción cuando ello sea necesario para evitar una denegación de justicia. De valorar VS los argumentos que acerco, no se producirá una privación de justicia y quedará a salvo la garantía constitucional del debido proceso y satisfecho mi derecho de ocurrir al órgano jurisdiccional.
“Resulta pertinente traer a colación la doctrina sentada por la Corte Suprema de Justicia, in re “Vlasov”, por cuanto en la hipótesis de marras, el traslado de M.E.M a Berlín a los fines de su sometimiento a la decisión de sus tribunales, produciría un desamparo jurisdiccional de la misma, toda vez que el órgano judicial de dicho país ya se ha pronunciado desestimando su jurisdicción al efecto”. (CCiv. Y Com. San Isidro, Sala I 31/08/2000 ED 191-115 y en JA, 2001-IV-666).-
El Tribunal Superior neuquino, tomando como base lo resuelto por la CNCiv sala K en “TALEVI, Diego s/ SUCESION” (LA LEY 2006-C p 875) sostuvo que “en primer lugar, es necesario resaltar que la garantía constitucional de la defensa en juicio supone la posibilidad de ocurrir ante algún órgano jurisdiccional en procura de justicia, la que no debe ser frustrada por consideraciones de orden procesal o de hecho (cfr.CSJN “VLASOV”). Que a partir de ello se ha dicho: “… que dichas circunstancias conlleven a analizar la cuestión con amplitud de criterio, propiciando en su caso, una interpretación que amplíe en la medida de lo posible, la competencia internacional de la justicia argentina para así evitar el indeseable riesgo de una denegación o privación de justicia frente a un eventual conflicto negativo jurisdiccional que pudiera suscitarse (TSJ Neuquén 22/06/2009 ED 23/4/2010).-
No ignoramos que el código que nos rige, no contiene una disposición sobre foro de necesidad, sin embargo la jurisprudencia sin haberle dado tal denominación, ha aplicado la solución ahora prevista en el Código Civil y Comercial que ordena:
ARTICULO 2602.- Foro de necesidad. Aunque las reglas del presente Código no atribuyan jurisdicción internacional a los jueces argentinos, éstos pueden intervenir, excepcionalmente, con la finalidad de evitar la denegación de justicia, siempre que no sea razonable exigir la iniciación de la demanda en el extranjero y en tanto la situación privada presente contacto suficiente con el país, se garantice el derecho de defensa en juicio y se atienda a la conveniencia de lograr una sentencia eficaz.
La necesidad a que se hace referencia tiene que ver con que no puede dejarse al actor en estado de indefensión.
“De más está decir que el poder del Juez ante esa clase de supuestos sería exactamente el mismo sin la existencia de ésta norma, como se constata en la jurisprudencia. La única diferencia es que, en ausencia de la norma, el esfuerzo argumentativo del juez sería mayor. Escrito o no, el foro de necesidad no solo puede servir para crear lisa y llanamente un foro existente de la forma que más ayude a evitar la denegación de justicia.(FERNANDEZ ARROYO, Diego en Código Civil y Comercial de la Nación Comentado Tomo VI, RIVERA-MEDINA Directores, ESPER Coordinador).-”

C) De la demanda instaurada, la señora jueza confiere vista al Ministerio Público Fiscal en los siguientes téminos: “San Isidro, 19 de junio de 2015, previo a todo trámite, teniendo en cuenta el planteo efectuado en el punto III de la demanda y tratándose ello de una cuestión de orden público, confiérase vista al Ministerio Público Fiscal, para que dictamine sobre la competencia territorial de ésta jurisdicción, a la luz del último domicilio conyugal denunciado, así como el correspondiente al demandado, ello en atención a lo expresamente dispuesto en la materia por el art. 227 del Código Civil.- Fdo. MARIA JULIA ABAD. JUEZ”.
D) Se expide el Sr Agente Fiscal dictaminando: “San Isidro 06 de julio de 2015…II.- Atento la demanda de divorcio entablada en las presentes actuaciones, los hechos relatados en el punto II del presente en punto al último domicilio conyugal y al último domicilio del demandado, estima este Ministerio Público que por la aplicación del art. 227 del C. Civil VS no resulta competente para intervenir en estos obrados… LUIS MANUEL ANGELINI. Agente Fiscal.-
E) En razón del dictamen precedente expresa nuestra parte manifiesta oposición y solicita se declare competente la jueza interviniente, agregando a los fundamentos ya expuestos durante la vigencia del Código de Vélez, que el Código Civil y Comercial de la Nación contiene una norma que expresamente regula el denominado FORO DE NECESIDAD, en los siguientes términos:
“I.- OBJETO
En atención al auto de fecha 17 de julio de 2015 donde se me hace saber el dictamen de la Fiscalía, vengo a fundar mi oposición al mismo, en función de que se produce sin el examen de la cuestión planteada en el punto III de la demanda, cuyo análisis se requiere en la vista que se le corre.
En efecto, frente a mi planteo jurídico, el agente fiscal prescinde de las circunstancias concretas del caso, omite una adecuada exégesis de las normas invocadas y se basa sólo en una norma -que al momento ha sido derogada-, cuando debía merituarse la totalidad de la normativa y antecedentes invocados, lo que redunda en menoscabo de una adecuada fundamentación, y provoca el desacierto en el dictamen.-
II .-ANTECEDENTES
A) INCUMPLIMIENTO DEL DEMANDADO DE SU COMPROMISO DE TRAMITAR LA DOCUMENTACION NECESARIA PARA PERMITIRME EL INGRESO A ESTADOS UNIDOS: Mi cónyuge incumplió su compromiso de gestionar para mí, la “Green Card”, Tarjeta inmigratoria de Residente Permanente en Estados Unidos, lo que surge de prueba documental que se designa como D 6.
B) La Tarjeta de residencia permanente en Estados Unidos, conocida popularmente como Green Card es un documento de identidad para residentes permanentes en los Estados Unidos que no posean la nacionalidad estadounidense. Es otorgada por derecho al matrimonio legítimo celebrado con un ciudadano estadounidense. Los poseedores de esta tarjeta tienen derecho a residir y trabajar en el país.
Los portadores de la tarjeta deben llevarla consigo en todo momento y mostrarla a los agentes de inmigración si se les solicita. A los extranjeros con residencia permanente en el país se les exige portar el documento. Por ello, es que no podría circular sin el documento en mi poder.
C) IMPOSIBILIDAD DE INGRESAR COMO RESIDENTE A ESTADOS UNIDOS: MEDIDAS CAUTELARES: Ante la imposibilidad de ingresar como residente a Estados Unidos por la falta de documentación y teniendo el demandado -por el acuerdo mutuo que firmamos-, oportunidad de sacar a nuestro hijo de la Argentina, inicio la causa “B.M. A. c/ S., J. s/ MEDIDAS PRECAUTORIAS”, Expte. n° xxxxx/xxxx a fin de que se prohíba que B. salga de la República Argentina.
D) INCUMPLIMIENTO DEL DEMANDADO DE SUS OBLIGACIONES ALIMENTARIAS Y PERDIDA DE CONTACTO CON NUESTRO HIJO: Como he relatado en el escrito de inicio, demandado nunca cumplió con su obligación legal, no acordándose nunca una cuota adecuada para satisfacer nuestras necesidades lo que dio origen a los pertinentes reclamos judiciales por alimentos Expte. n° de receptoría xxxxxx/xxxx que a la fecha se encuentra en trámite. Al venir a la Argentina, perdemos con nuestro hijo B., toda asistencia y solidaridad de parte del demandado, no sólo material sino afectiva, ya que no ha intentado contactarse con nuestro hijo.
E) ACCION DE DIVORCIO: Ante esta situación inicio este proceso de divorcio en la República Argentina, fundando sólidamente las razones de peticionar en esta jurisdicción en el punto III de la demanda de divorcio realizada, basada en el FORO DE NECESIDAD, haciendo notar que existía doctrina autoral y jurisprudencial que había dado fundamento al artículo 2602, norma de actual vigencia que lo rige.-
F) Se confiere vista al Sr. Agente Fiscal para que analice el planteo realizado en el punto III de la demanda, sin embargo el dictamen, como ya expresara, prescinde las circunstancias concretas del caso, omite una adecuada exégesis de las normas invocadas y se basa sólo en una norma -que al momento ha sido derogada-,lo que redunda en menoscabo de una adecuada fundamentación.-

III.- FORO DE NECESIDAD-
PLANTEO REALIZADO ANTES DE LA REFORMA
En el momento de realizar el planteo en la demanda instaurada, se aportó -para fundar la competencia basada en el FORO DE NECESIDAD-, doctrina jurisprudencial en la confianza de que, -en este caso-, se consideraran las resoluciones en las que la Corte Suprema y Tribunales Superiores Provinciales resolvieron que los tribunales argentinos deben ejercer jurisdicción cuando ello sea necesario para evitar una denegación de justicia, así : “Resulta pertinente traer a colación la doctrina sentada por la Corte Suprema de Justicia, in re “Vlasov”, EN CUYO PRONUNCIAMIENTO NUESTRO MAXIMO TRIBUNAL MANTIENE QUE LA PRIVACION DE JUSTICIA CONSTITUYE UN ATAQUE A LA GARANTIA CONSTITUCIONAL AL DEBIDO PROCESO EN SU ASPECTO ADJETIVO- Así se ordena: “por cuanto en la hipótesis de marras, el traslado de M.E.M a Berlín a los fines de su sometimiento a la decisión de sus tribunales, produciría un desamparo jurisdiccional de la misma, toda vez que el órgano judicial de dicho país ya se ha pronunciado desestimando su jurisdicción al efecto”. (CCiv. Y Com. San Isidro, Sala I 31/08/2000 ED 191-115 y en JA, 2001-IV-666) y el Tribunal Superior neuquino, tomando como base lo resuelto por la CNCiv sala K en “TALEVI, Diego s/ SUCESION” (LA LEY 2006-C p 875) que sostuvo siguiendo al Máximo Tribunal de la Nación que “en primer lugar, es necesario resaltar que la garantía constitucional de la defensa en juicio supone la posibilidad de ocurrir ante algún órgano jurisdiccional en procura de justicia, la que no debe ser frustrada por consideraciones de orden procesal o de hecho (cfr.CSJN “VLASOV”). Que a partir de ello se ha dicho: “… que dichas circunstancias conlleven a analizar la cuestión con amplitud de criterio, propiciando en su caso, una interpretación que amplíe en la medida de lo posible, la competencia internacional de la justicia argentina para así evitar el indeseable riesgo de una denegación o privación de justicia frente a un eventual conflicto negativo jurisdiccional que pudiera suscitarse (TSJ Neuquén 22/06/2009 ED 23/4/2010).-
La doctrina autoral que fundamentó nuestro planteo anterior a la reforma fue, -junto con la doctrina jurisprudencial transcripta- la base de la norma hoy vigente. Así, se ha expresado: “De más está decir que el poder del Juez ante esa clase de supuestos sería exactamente el mismo sin la existencia de ésta norma, como se constata en la jurisprudencia. La única diferencia es que, en ausencia de la norma, el esfuerzo argumentativo del juez sería mayor. Escrito o no, el foro de necesidad no solo puede servir para crear lisa y llanamente un foro existente de la forma que más ayude a evitar la denegación de justicia.(FERNANDEZ ARROYO, Diego en Código Civil y Comercial de la Nación Comentado Tomo VI, RIVERA-MEDINA Directores, ESPER Coordinador pág 805).-
“El forum neccesitatis, es un remedio basado en el derecho de acceso a la justicia que permite otorgar jurisdicción internacional a los jueces que, en principio, carecen de tal potestad para conocer y sentenciar en el supuesto concreto, con la finalidad de evitar supuestos de denegación de justicia a nivel internacional” (CODIGO CIVIL Y COMERCIAL DE LA NACION Analizado, comparado y Concordado Dirección Alberto BUERES, Hammurabi Bs. As 2015,pág 667).-
“Teniendo fundamentalmente en cuenta el principio de defensa, los tribunales de un país pueden abrir su jurisdicción a fin de que los derechos sustanciales del actor no queden privados de tutela.” ( ALI, Paula “ Las normas de jurisdicción internacional en el sistema argentino de fuente interna en “Derecho del Comercio Internacional Temas y Actualidades” n° 4 Zavalía Bs. As 2005 pag 422, referenciado en CODIGO CIVIL Y COMERCIAL DE LA NACION Analizado, comparado y Concordado Dirección Alberto BUERES, Hammurabi Bs. As 2015,pág 667).-

FORO DE NECESIDAD DESPUES DE LA REFORMA
OBLIGATORIEDAD DE LA NORMA
La reforma ha receptado la doctrina autoral y jurisprudencial comentada y ha ordenado en su artículo 2602: “Foro de necesidad. Aunque las reglas del presente Código no atribuyan jurisdicción internacional a los jueces argentinos, éstos pueden intervenir, excepcionalmente, con la finalidad de evitar la denegación de justicia, siempre que no sea razonable exigir la iniciación de la demanda en el extranjero y en tanto la situación privada presente contacto suficiente con el país, se garantice el derecho de defensa en juicio y se atienda a la conveniencia de lograr una sentencia eficaz”.
EL FORO DE NECESIDAD, que la doctrina autoral y jurisprudencial había descripto y aplicado, es ahora regulado específicamente por el Código Civil y Comercial de la Nación, tornándose obligatoria la aplicación del instituto a casos como el que nos ocupa.-
El fundamento de la norma es garantizar un acceso efectivo a la justicia. “El legislador deja abierta una puerta que le permita cubrir los supuestos en los cuales el ejercicio de la jurisdicción resulta indispensable…”.(FERNANDEZ ARROYO, Diego en Código Civil y Comercial de la Nación Comentado Tomo VI, RIVERA-MEDINA Directores, ESPER Coordinador pág 805).-
La necesidad a que hace referencia la norma vigente, tiene que ver con que no puede dejarse al actor en estado de indefensión, SIN POSIBILIDAD DE ACCEDER A LA JUSTICIA PARA PETICIONAR.
La garantía constitucional del debido proceso es agredida por esa privación de justicia que se produce ante la imposibilidad de que el justiciable tenga acceso a ella por escollos que no le son imputables y que no puede superar.
En mi caso, para obtener una sentencia de divorcio debería recurrir a Tribunales que se hallan a miles de km y afrontar un costo que para mí es imposible y dado el caso particular de que mi documentación inmigratoria no se encuentra en regla POR LA INACCION DEL DEMANDADO, no tendría ninguna posibilidad siquiera de ingresar a la jurisdicción que debe intervenir, ni poseo arraigo para litigar allí.
ES DECIR QUE ESTAN DADAS LAS CIRCUNSTANCIAS POR LAS QUE LA NORMA VIGENTE AUTORIZA LA COMPETENCIA DE LOS JUECES DE ESTA JURISDICCIÓN PARA ENTENDER EN LA CAUSA.
NORMA PROCESAL DE APLICACIÓN INMEDIATA
El artículo 2602 es una norma de carácter procesal cuya aplicación es inmediata. Al inicio de la presente acción regía otra normativa, que debe ceder en el caso concreto, -y en razón de las circunstancias particulares del caso-, ante la nueva norma vigente.”

II.-LA RESOLUCION
La jueza a cargo del Juzgado n° 2 de familia del Departamento Judicial de San Isidro, Dra. MARIA JULIA ABAD resuelve: “San Isidro, 19 de agosto de 2015… sin perjuicio de lo dictaminado por el Sr. Agente Fiscal, en atención a las constancias de autos, así como las que surgen de los trámites de alimentos y medidas precautorias radicados por ante este juzgado, y en virtud de la entrada en vigencia del nuevo Código Civil y Comercial (Ley 26.994) acepto la competencia del presente trámite en los términos de los arts. 437, 2061, 2062 y ccs. del precitado cuerpo legal…Fdo. MARIA JULIA ABAD. Juez”.-
La meritoria resolución que se resalta, aplica la normativa vigente a un caso que, concretamente, resume las circunstancias que el legislador ha tenido en miras al redactarla, sostenido en la doctrina autoral y jurisprudencial.-
Esto deja de resalto dos formidables cualidades en el juzgador. Por una parte la claridad para percibir el complejo nudo de la cuestión y la justeza en la aplicación de la normativa capaz de deshacerlo, y por otra, el denuedo al aplicar la novísima normativa en forma natural y sin interpretaciones innecesarias, dando preeminencia a las garantías constitucionales invocadas.
Lo sobresaliente de la resolución se distingue, porque provoca, nada menos, que no acontezca la tan temida e inaceptable privación de justicia, dejando a salvo la garantía constitucional del debido proceso.
Queda de éste modo satisfecho el derecho de ocurrir al órgano jurisdiccional para peticionar, evitándose que se tornen ilusorios los derechos de los justiciables por inaccesibilidad a su ejercicio.-

One Comment

Responder a Bender11Cycle Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.