0

«Derecho de Familia» del Dr. Eduardo Ignacio Fanzolato. Comentario a la obra.

Título: Derecho de Familia, t. I. Comentario de Córdoba, Marcos M.

Autor: Fanzolato, Eduardo Ignacio

Publicado en: LA LEY2007-B, 1379

Cita Online: AR/DOC/1372/2007

Con plena satisfacción comentamos una auténtica obra jurídica que aporta elementos conclusivos sobre cuestiones del Derecho de Familia de los que se careció, con la profundidad aquí lograda, desde la modificación sustancial al ordenamiento positivo producido desde el comienzo del último cuarto del siglo pasado. Es que la promulgación de las leyes 23.264, 23.515, 23.263, 23.570, 24.193, 24.417, 24.779 (Adla, XLV-D, 3581; XLVIII-B, 1535; XLV-D, 3581; XLVIII-C, 2781; XLIII-B, 1344; LV-A, 9), entre otras tantas, marcaron el cambio mencionado y si bien la doctrina del Derecho Civil extrapatrimonial se progresó; no siempre, en sus conclusiones, respetó el principio de legalidad. Por lo contrario la producción de Fanzolato no deja espacio a la arbitrariedad. Ninguna de sus expresiones resultan sólo inspiradas en la voluntad o en capricho. Jamás incurre en un apartamiento de la solución normativa prevista para el caso. El autor no utiliza el pretexto de penetrar en el espíritu de la ley para realizar consideraciones que puedan exceder el rol del intérprete.

Las manifestaciones del conocimiento profundo del derecho vigente y del desarrollo de las fuentes que lo han producido encuentran en la riqueza del léxico utilizado la más adecuada posibilidad de expresión de sabiduría.

Eduardo Fanzolato no se ha limitado a transcribir lo que algunos fallos judiciales consideran que es el derecho de aplicación frecuente; no se ha contentado con informar aquello que le gustaría que fuese norma positiva; no se ha detenido en la queja ante el error de otros intérpretes. Con impecable congruencia expone todos los temas de interés jurídico que componen la materia abarcada en su obra, desarrollando desde la naturaleza de cada instituto hasta la correcta conclusión que corresponde como consecuencia de la interpretación de las normas vigentes.

Lo hasta aquí expuesto nos anticipa que la mente del autor no se encuentra aislada de la realidad y es ello lo que lo ha habilitado a la trasmisión de la verdad actual respecto de la familia en nuestro país. Ello se trasunta desde el concepto que nos brinda de lo que es hoy y en la Argentina una familia, con el que logra alcanzar todos los supuestos de estas relaciones existentes. Se expone así que las tendencias ideológicas no resultan limitativas de la capacidad intelectiva de su autor.

El patrimonio cultural de Eduardo Fanzolato le ha permitido proporcionar textos en que el notable rigorismo científico no afecta su lectura llana.

En este medio científico literario se produce la disección del régimen jurídico familiar. Ningún desarrollo le ha cabido a aquello que en otros textos sólo lo justifica la ambición de sus autores por lograr el reconocimiento personal de autoría de lo que no posee mérito esencial. No se han tratado ninguna de las cuestiones que carecen de utilidad. Sí, en cambio, se ha detenido el intelecto a desmenuzar los elementos de aquellas relaciones que aun no logran pleno desarrollo o son impotentes para dar satisfacción al problema que las inspiró y para ello se ha recurrido, incluso, a la auténtica comparación de sistemas jurídicos familiares. Alcanza así relevancia, mediante expresión con riqueza en síntesis, lo relativo a la situación jurídica de la mujer y la que le corresponde a ésta y al hombre en la relación conyugal; la juridización de las uniones de personas del mismo sexo y la ilustración respecto de los sistemas de regulación de las convivencias fácticas en aquellas estructuras jurídicas que los reconocen.

La enseñanza concreta de la jerarquía de las normas que componen el derecho de familia han merecido un tratamiento específico y satisfactorio y desde allí se ha penetrado en la ilustración clara respecto de los derechos subjetivos.

El libro de Fanzolato es un auténtico tratado del derecho: no sólo informa respecto de todo lo que compone la estructura jurídica de la familia, sino que agota cada una de las cuestiones que lo componen aportando la fundación y fundamentación de las soluciones normativas. Con esa rigurosidad trata las cuestiones del estado de familia y las acciones de ese estado, de manera tal que provee textos de absoluta utilidad práctica con sólida estructuración jurídica que también se exponen en el tratamiento destinado al parentesco, sus clases y su cómputo para finalizar este primer tomo de lo que ya garantiza ser una notable obra jurídica, con las consecuencias que la estructura legal prevé como deberes derivados del parentesco, del matrimonio y de otras fuentes legales y convencionales, destacándose en ello la atención a todas y cada una de las cuestiones inherentes a deberes alimentarios y de comunicación.

La bibliografía general y las citas puestas al pie resultan expresivas de la riqueza de las fuentes a las que ocurrió el doctor Eduardo Fanzolato, profesor cordobés, que con su obra logra destacarse en la comunidad de la doctrina jurídica autoral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.